Jaime Zudañes

imagenes Jaime Zudanes Chuquisaca

Jaime Zudáñez Ramírez uno de los principal héroes de la revolución del 25 de mayo en La Plata, hoy Chuquisaca. Junto con sus hermanos, encarna la rebeldía y la lucha por la libertad en aquel momento crucial. Sin embargo, curiosamente, no se registra descendencia de ellos en la actualidad.

La historia cuenta que durante los preparativos para derrocar al presidente de la Real Audiencia de Charcas y gobernador intendente, Ramón García de León y Pizarro, Jaime fue el único de los hermanos Zudáñez que cayó en manos de sus captores. Este suceso desató la indignación entre la ciudadanía, alimentando el fervor revolucionario.

Índice
  1. Bibliografía
  2. La chispa de la protesta
  3. El ascenso accidental al heroísmo
  4. El final de la revolución y el legado de los Zudáñez
  5. Un homenaje tardío
  6. El legado de los Zudáñez y la revolución
  7. El despertar de una memoria histórica
  8. Resumen

Bibliografía

Este boliviano, que llegaría a ser ciudadano de América, nació en Sucre el 25 de julio de 1772, siendo sus padres el general Manuel Ignacio de Zudañez y doña Manuela Ramírez de la Torre.

A principios del siglo XIX, la Universidad Mayor de San Francisco Xavier de Chuquisaca había alcanzado su máximo esplendor. Los estudiantes y catedráticos formaban una pléyade de trabajadores ardientes, celebrando reuniones donde se discutía con vehemencia la independencia de los pueblos sometidos por España. Uno de los principales revolucionarios de este acontecimiento histórico nacional fue el Dr. Jaime Zudañez.

Así llegó aquel 25 de mayo de 1809, día en que el presidente Ramón García de León y Pizarro ordenó apresar a los hermanos Zudañez debido a la agitación pública causada por la presencia en la ciudad del general José Manuel de Goyeneche, doble agente de la Junta de Sevilla y de la princesa Carlota Joaquina de Borbón. Lograron apresar al defensor abogado de los pobres, Jaime Zudañez, quien incitó al pueblo con sus gritos, promoviendo el tumulto, ya que estaban prevenidos por los amigos del preso. Jaime Zudañez se convirtió así en el héroe y precursor del levantamiento de Chuquisaca contra la dominación española.

Zudañez fue el primer letrado que reunió a los jóvenes en su casa para protestar contra la dominación española. Por esto, debe ser considerado como precursor y héroe, que más tarde sería de todos los americanos. Él inició una era y empujó la historia hacia un nuevo rumbo. En medio de tímidas y conformes reformas, Jaime Zudañez se revela como el verdadero revolucionario que busca el cambio de principios para luego convertirse en el primer prócer de la emancipación. Este es el gran valor del Dr. de Charcas, quien inició el Primer Grito Libertario de América.

Tras el fracaso de la revolución de mayo, Zudañez fue encarcelado en Lima. Gracias a un decreto de amnistía, fue puesto en libertad. Sin medios ni recursos para regresar a Chuquisaca, apenas pudo dirigirse a Chile, donde, reconocidos sus méritos, fue nombrado Secretario de Relaciones Exteriores y Vocal del Alto Tribunal de Justicia. Al emitir el valioso "Manifiesto del Gobierno de Chile a las Naciones de América", su notoriedad aumentó aún más. Por su competencia, el gobierno provisional lo llenó de distinciones y lo incorporó a la Asamblea Constituyente, donde junto con otros próceres recibió la comisión de formular un Proyecto de Constitución, que casi en su totalidad fue obra suya y fue aprobado, votado y promulgado en octubre de 1812.

En el Congreso de Buenos Aires (17-VI-1817), nuestro héroe aparece votando por la forma democrática, abogando nuevamente por las Provincias Unidas de Sudamérica. Luego ocupó la presidencia, destacándose por su acertada dirección. En 1818, colaboró en la redacción de la Constitución. Las luchas políticas lo alejaron de Argentina.

Llegó a Uruguay en 1820, donde fue nombrado asesor del Cabildo y Diputado por Montevideo ante la Asamblea General Constituyente (1828-30). Asumió el cargo de Presidente de la Comisión Legislativa Judicial y fue uno de los encargados de fundamentar la Constitución sancionada el 10 de noviembre de 1829. La Asamblea le confió la redacción del manifiesto con el que presentó al pueblo la Carta Fundamental (1830).

Fue Presidente del Tribunal Superior de Relaciones. Afectado por sus dolencias, este genio de América falleció en Montevideo el 25 de marzo de 1832, mientras se desempeñaba como Presidente del Tribunal Supremo de Justicia.

Don Jaime Zudañez, gran boliviano y americano ilustre, se encuentra incluido, por la fuerza de su existencia y la virtud de su pensamiento, entre los próceres de la libertad en el nuevo mundo.

 

La chispa de la protesta

La petición de auxilio de la hermana de los Zudáñez, Mariana, fue el detonante que desencadenó la protesta. Una vez liberado Jaime, las autoridades perdieron el control de la situación, desatando enfrentamientos que marcarían el inicio de un cambio político significativo.

El ascenso accidental al heroísmo

El arresto y posterior liberación de Jaime Zudáñez lo catapultaron a la posición de héroe accidental. Este evento planeado estratégicamente allanó el camino para la instalación de una junta de gobierno, que asumió el control político y militar hasta finales de diciembre.

El final de la revolución y el legado de los Zudáñez

Con la llegada del nuevo presidente, Vicente Nieto, la revolución llegó a su conclusión. Jaime Zudáñez, junto con sus hermanos, enfrentaron el encarcelamiento en febrero siguiente. Su legado perdura en su contribución a la redacción de constituciones en Argentina y Uruguay, aunque su descendencia se ha perdido en el tiempo.

Un homenaje tardío

Según las investigaciones del historiador Fernando Suárez Saavedra, el reconocimiento a la revolución del 25 de mayo y sus protagonistas no llegó sino hasta medio siglo después del evento. Este fenómeno tardío resalta la búsqueda de identidad de los chuquisaqueños a través de sus héroes y líderes históricos.

El legado de los Zudáñez y la revolución

La historia ha sido amable con Jaime Zudáñez, a pesar de su enfoque más moderado en comparación con su hermano Manuel. Aunque su memoria persiste en la historia de Chile, Argentina y Uruguay, en su tierra natal apenas hay reconocimientos a su contribución. Sin embargo, su legado como revolucionario sigue vivo en los ideales de libertad que sembró en múltiples países.

El despertar de una memoria histórica

El reconocimiento tardío de la revolución del 25 de mayo y sus héroes refleja un proceso de búsqueda de identidad por parte de los chuquisaqueños. Este redescubrimiento de su historia y líderes marca un hito en la construcción de su memoria colectiva.

 

Resumen

Nació en la ciudad de La Plata el 25 de julio de 1772, graduándose como doctor en leyes y perfeccionó sus estudios en la Academia Carolina, en la cual, obtuvo su licencia general en 1795. Designado por la Audiencia de Charcas como abogado defensor de pobres.
Fue apresado el 25 de mayo de 1809 por orden del presidente Pizarro, por ser presunto conspirador, tras ello tocaron a rebato las campanas, reuniendo así a un tumulto que pedía su libertad, atacando la casa del presidente de la Audiencia e iniciando así la revolución.
Fue miembro de la asamblea constituyente en Chile formulando con otros su primera constitución, así también la primera constitución de Argentina y Uruguay, ocupando además otros cargos importantes.
Murió en 1832 y fue sepultado en la catedral de Montevideo.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Jaime Zudañes puedes visitar la categoria Bibliografía.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir