Severino Zapata

imagenes Severino Zapata

Severino Zapata fue un militar boliviano de alto rango, ostentando el grado de coronel. Durante la Guerra del Pacífico, sirvió como comandante de la 2.ª División del Ejército de Bolivia y también como Prefecto del entonces Cuerpo de Policía y Departamento de Litoral y Cobija, Bolivia (actual Antofagasta).

Zapata desempeñó un papel fundamental en los eventos previos a la Guerra del Pacífico y participó en diversas acciones militares como comandante de división de su país.

Índice
  1. Bibliografía de Severino zapata
  2. Antecedentes de la Guerra del Pacífico
    1. Tensiones socioeconómicas entre Bolivia y Chile
    2. Nombramiento de Severino Zapata como prefecto del Departamento de Litoral en 1878
  3. Acciones de Severino Zapata durante la Guerra del Pacífico
    1. Ocupación de Antofagasta por Chile
    2. Defensa de Calama y participación en la Batalla de Calama
  4. Legado de Severino Zapata en la historia boliviana

Bibliografía de Severino zapata

Severino Zapata fue designado prefecto del Departamento de Litoral hacia 1878, durante el mandato del presidente boliviano Hilarión Daza. Su nombramiento tuvo lugar en un momento de complejidades socioeconómicas que aquejaban a Bolivia en ese entonces. Daza, enfrentando dificultades financieras, instruyó a Zapata para que gravara impuestos a las empresas chilenas en territorio boliviano, desafiando lo establecido en el Tratado de Límites de 1866 y 1874 firmado entre Bolivia y Chile.

En una carta fechada el 3 de febrero de 1879, Daza comunicó a Zapata que no anticipaba acciones por parte de Chile en respuesta a estas medidas, revelando la existencia de un tratado secreto de alianza defensiva firmado en 1873 entre Perú y Bolivia.

Las acciones de Zapata como prefecto del litoral boliviano contra la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta, representada por el gerente Jorge Hicks, en relación con los impuestos sobre el salitre y los servicios, así como la posterior intención de rematar los bienes de esta empresa, llevaron a Hicks a refugiarse a bordo del Blindado Blanco Encalada, anclado en el puerto de Antofagasta.

Ante estos acontecimientos, Zapata ordenó el remate de los bienes de la Compañía, lo que desencadenó la ocupación de Antofagasta el 14 de febrero de 1879 por parte de fuerzas chilenas y el inicio de la Guerra del Pacífico el 5 de marzo de ese año.

Después del desembarco de las fuerzas chilenas en Antofagasta el 16 de febrero, Zapata y su milicia de 60 gendarmes se retiraron del puerto y se atrincheraron en la Prefectura del departamento de Cobija o Lamar, siendo expulsados días después sin derramamiento de sangre tras el desembarco de una fuerza expedicionaria chilena el 21 de marzo.

Zapata y sus seguidores se retiraron a Calama para unirse a la defensa de la ciudad, liderada por el coronel Ladislao Cabrera y el miliciano Eduardo Abaroa. Participó en la Batalla de Calama el 23 de marzo de 1879, defendiendo el vado de Yalquincha contiguo al de Carvajal contra las fuerzas del coronel chileno Eleuterio Ramírez.

Después de la derrota, Zapata se retiró a la alta sierra boliviana para organizar el Ejército de la Alianza y posteriormente se desempeñó como Comandante de la 2.ª División del Ejército Boliviano. Participó en la Batalla de Tacna y se retiró a La Paz. Su destino después de la Guerra del Pacífico es desconocido.

Severino Zapata, coronel boliviano, tuvo un papel crucial en la Guerra del Pacífico. Fue prefecto del Departamento de Litoral en 1878 y gravó impuestos a empresas chilenas, provocando la ocupación de Antofagasta. Lideró la defensa de Calama y participó en la Batalla de Calama contra las fuerzas chilenas. Aunque se retiró tras la derrota, su valentía y liderazgo dejaron una huella en la historia de Bolivia. Su destino después de la guerra sigue siendo desconocido

Antecedentes de la Guerra del Pacífico

 

Tensiones socioeconómicas entre Bolivia y Chile

 

La Guerra del Pacífico tuvo sus orígenes en las tensiones socioeconómicas entre Bolivia y Chile. Bajo el gobierno del presidente boliviano Hilarión Daza, surgieron disputas relacionadas con el comercio y los impuestos en territorio boliviano. Estas tensiones afectaron especialmente a las empresas chilenas, lo que generó un conflicto en el desarrollo de las relaciones entre ambos países.

 

Nombramiento de Severino Zapata como prefecto del Departamento de Litoral en 1878

En 1878, Severino Zapata fue designado como prefecto del Departamento de Litoral en Bolivia. Esta designación tuvo lugar en un momento crucial, ya que Chile había establecido una fuerte presencia en la región, especialmente en la zona de Antofagasta. El nombramiento de Zapata tuvo como objetivo fortalecer la posición boliviana en el territorio y defender los intereses del país frente a las empresas chilenas que operaban en la región.

Acciones de Severino Zapata durante la Guerra del Pacífico

Severino Zapata desempeñó un papel valiente y decisivo durante la Guerra del Pacífico, enfrentando las acciones agresivas de Chile en el territorio boliviano. Sus acciones se pueden destacar en dos momentos clave: la ocupación de Antofagasta por parte de Chile y la defensa de Calama en la Batalla de Calama.

Ocupación de Antofagasta por Chile

En respuesta a las acciones de Zapata en contra de la Compañía de Salitres y Ferrocarril de Antofagasta, Chile ocupó la ciudad de Antofagasta el 14 de febrero de 1879. Esta ocupación marcó el inicio de la Guerra del Pacífico y Severino Zapata no dudó en enfrentarse a las fuerzas chilenas con valentía y determinación.

Defensa de Calama y participación en la Batalla de Calama

Tras la ocupación de Antofagasta, Zapata organizó la defensa de la ciudad de Calama junto a otros ciudadanos bolivianos. En la Batalla de Calama, que tuvo lugar el 23 de marzo de 1879, Zapata lideró un feroz enfrentamiento contra las fuerzas chilenas, demostrando una resistencia tenaz y un coraje admirable.

A pesar de la derrota sufrida en Calama, la valentía y sacrificio de Severino Zapata y otros héroes bolivianos como él dejaron una huella imborrable en la historia de Bolivia. Su liderazgo y defensa de la soberanía boliviana durante la Guerra del Pacífico siempre serán recordados y honrados en la memoria del pueblo boliviano.

Legado de Severino Zapata en la historia boliviana

El legado de Severino Zapata en la historia boliviana es innegable. Su valentía y liderazgo durante la Guerra del Pacífico dejaron una huella imborrable en la memoria del pueblo boliviano. A pesar de la falta de información sobre su destino después de la guerra, su papel como líder militar y defensor de la soberanía boliviana es recordado y honrado hasta el día de hoy.

Zapata se destacó por su participación en la defensa de Calama y su resistencia tenaz ante las fuerzas chilenas. Su determinación y coraje inspiraron a otros ciudadanos bolivianos a luchar por su patria. Aunque la batalla acabó en derrota, su legado perduró y su nombre se convirtió en sinónimo de valentía y sacrificio.

La figura de Severino Zapata se une a la de otros héroes de la Guerra del Pacífico, como Eduardo Abaroa, quienes dedicaron su vida a la defensa de Bolivia. Su memoria se mantiene viva a través de monumentos, conmemoraciones y actos de homenaje, que sirven para recordar y preservar la historia de Bolivia.

Es importante destacar que el legado de Zapata trasciende las fronteras bolivianas. Su valentía y liderazgo en el conflicto bélico han sido reconocidos a nivel internacional, demostrando el impacto que tuvo en la región sudamericana. Su ejemplo continúa inspirando a las futuras generaciones, recordándoles la importancia de la defensa de la patria y la preservación de la soberanía.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Severino Zapata puedes visitar la categoria Bibliografía.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. leer