La virgen de la siete calles

La historia de la Virgen de las Siete Calles narra la vida de Zora, la niña más hermosa de Santa Cruz de la Sierra, nacida de Antonio y Aurora, quienes se enamoraron y casaron. Cuando Zora era joven, sus padres decidieron salir de su casa en la hacienda para pasear en el campo, un gesto romántico interrumpido por el descubrimiento de un tigre entre la maleza, que dejó a Antonio asombrado y a Zora en la calle. Años después, Zora se convirtió en una mujer hermosa, envidiada por todos, pero su tía la vendió a un hombre mayor debido a su pobreza, obligándola a casarse contra su voluntad.

Tras años de maltrato, Zora fue abandonada por su esposo, momento en que una amiga la animó a asistir a una fiesta en el pueblo. Allí conoció a un joven del que se enamoró, desencadenando una serie de eventos trágicos cuando su celoso esposo regresó y los encontró juntos. En un acceso de furia, disparó al amante de Zora, matándolo instantáneamente.

Después de este trágico suceso, Zora juró no volver a amar ni a mirar a nadie más, ganándose así el apodo de la Virgen de las Siete Calles, por la esquina donde vivía, rodeada por siete calles que convergen. Actualmente, su casa se encuentra sobre un mercado llamado Siete Calles, un recordatorio de su historia trágica pero memorable.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a La virgen de la siete calles puedes visitar la categoria Leyendas.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir