Lari Lari

El Lari Lari es una leyenda relacionada con los mitos y creencias sobre seres sobrenaturales que habitan las montañas y los valles de los Andes que se ha transmitido de generación en generación.

El Lari Lari es descrito como un ser maléfico o un espíritu maligno que toma la forma de un ave nocturna, similar a un búho o una lechuza. Según la leyenda, este ser tiene la capacidad de transformarse y adoptar una apariencia humana para engañar a las personas. Su nombre, "Lari Lari", proviene del sonido que hace al cantar o emitir sus llamados en la noche.

Índice
  1. La Leyenda del Lari Lari
  2. Características del Lari Lari
  3. Origen de la Leyenda
  4. Interpretación Cultural

La Leyenda del Lari Lari

Mi abuelo se dedicaba al comercio en los andes de Bolivia por  el año 1930. Llevaba en sus mulas muchos costales de sal para cambiar en la sierra. Me contó que durante la noche, mientras el sol se ocultaba, una estrella rompía el cielo y caía velozmente hacia la tierra. Cuando tocaba suelo, se transformaba inmediatamente en un gato y recorría la tierra. Nunca se mostraba de día, ya que la luz del sol era su peor enemigo.

Mi abuelo tenía unos terrenos en los andes de la paz, donde todos los años iba a trabajar en la cosecha de papa y maíz. Un día, mientras él y los campesinos recorrían los cerros, vieron algo que nunca olvidarían: una fogata en medio de la oscuridad, rodeada por muchos gatos de distintos colores, tamaños y pelajes. Los movimientos de los gatos parecían un baile. En el centro de ellos estaba el Lari Lari, sentado y observando. Temerosos, decidieron retirarse lentamente para no ser descubiertos, pero encontraron que sus piernas no respondían y permanecieron en silencio hasta que saliera el sol y las criaturas nocturnas se retiraran.

Mi abuelo también me contó que, cuando un bebé estaba por nacer, toda la familia cuidaba la habitación de la madre, poniendo un vaso de agua cerca de ella y sal en la entrada de puertas y ventanas. La luz de la habitación nunca debía apagarse hasta que estuvieran seguros de que nada le pasaría al recién nacido.

En 1985, comenzó un éxodo de la sierra hacia las ciudades del sur del Bolivia debido a la crisis economica. Al llegar por el valle , la gente esperaba comenzar de nuevo, pero se encontraron con indiferencia y viejos enemigos como el Lari Lari. Ya no tenían la protección de sus familiares y debían cuidar a sus hijos solos. Se sabía que el Lari Lari solo tenía un enemigo: los gatos negros, quienes enfrentaban a esta criatura misteriosa y a menudo la alejaban de las casas que intentaba entrar. La crianza de gatos negros continuó hasta hoy. Aún se escuchan llantos de bebés por la noche, y cuando se intenta buscar al recién nacido, solo se ve un gato enorme corriendo por las calles. Si intentas atraparlo, nunca lo lograrás.

El Lari Lari siempre estará aquí, esperando por una víctima.

Características del Lari Lari

  • Apariencia: En su forma animal, el Lari Lari se asemeja a una gran ave nocturna con plumas oscuras y ojos brillantes. En su forma humana, suele presentarse como una figura sombría y misteriosa.
  • Comportamiento: Se dice que el Lari Lari se aparece principalmente durante la noche, y su canto es un presagio de desgracia o mala suerte. Las personas que escuchan su canto suelen sentir miedo, ya que creen que es un mal augurio.
  • Intenciones: Según la leyenda, el Lari Lari busca confundir y dañar a los seres humanos. Puede llevar a las personas a perderse en el bosque o en las montañas, y en algunos relatos, incluso se dice que se lleva a los niños.

Origen de la Leyenda

La leyenda del Lari Lari refleja el sincretismo entre las creencias precolombinas y las influencias religiosas traídas por los colonizadores europeos. En las culturas andinas, las montañas y la naturaleza en general están llenas de espíritus y seres sobrenaturales, y el Lari Lari es una manifestación de estos seres.

Interpretación Cultural

El Lari Lari es una figura que representa el miedo a lo desconocido y a los peligros de la noche. Es también una forma de explicar fenómenos naturales y de inculcar respeto por la naturaleza en las comunidades andinas. La leyenda cumple una función didáctica, advirtiendo a las personas sobre los riesgos de aventurarse en la oscuridad o de no respetar las creencias y tradiciones ancestrales.

Esta leyenda es solo una de las muchas historias fascinantes que forman parte del rico patrimonio cultural de Bolivia y de los Andes en general.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Lari Lari puedes visitar la categoria Leyendas.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir