Mariano Melgarejo

imagenes Mariano Melgarejo

Mariano Melgarejo, nacido en Cochabamba en 1818 y fallecido en Lima en 1871, fue un militar y político boliviano que ocupó la presidencia de la República entre 1864 y 1871. Reconocido como uno de los representantes del "caudillismo bárbaro", algunos historiadores lo consideran el presidente más desastroso de Bolivia, Su gobierno fue el más funesto para el país. Disposiciones arbitrarias y totalmente irrazonables, determinaron la entrega gratuita de territorios a Chile y al Brasil, facilitando la posterior desmembración del Litoral.

Mariano Melgarejo Valencia, militar y político boliviano, ejerció como presidente de Bolivia. Su gobierno se caracterizó por la dictadura y abusos contra la población. Participó en la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana y se destacó en la batalla de Ingavi. Su caída ocurrió tras una revuelta en La Paz y fue asesinado en Lima, Perú. Esta introducción brinda una visión general de la vida y carrera de Mariano Melgarejo, sin profundizar en los detalles históricos.

Lugar y fecha de nacimiento: En Tarata, Cochabamba, el 13 de abril de 1820.
Profesión: Militar. Esposa.- Rosa Rojas (Cochabambina).
Títulos y honores: General de División del Ejército Chileno;
Condecoración con la Cruz del orden Crucero del Brasil; “Padre, Protector de la Patria”,
“Docto honoris Causa” de la universidad de Chile.
Mando: Presidente de facto desde el 28 de diciembre de 1864.
Fin del mandato: 15 de enero de 1871.
Origen de su investidura: Golpe de Estado.
Duración del mando: 6 años.
Causa de su muerte: Asesinato.  51 años.

 

 

 

Índice
  1. Antecedentes familiares de Mariano Melgarejo
    1. La influencia de su entorno
  2. Carrera militar y ascenso en la jerarquía
  3. El gobierno de Mariano Melgarejo
  4. La caída de Melgarejo y su muerte
  5. Historia de Mariano Melgarejo Valencia

Antecedentes familiares de Mariano Melgarejo

Mariano Melgarejo Valencia, nacido el 13 de abril de 1820 en Tarata, Cochabamba, Bolivia, fue hijo ilegítimo de Ignacia Melgarejo y José Linares. Se le considera un personaje notable en la historia política y militar de Bolivia, pero su origen familiar estuvo marcado por la adversidad y la humildad.

Abandonado por su padre desde temprana edad, Mariano Melgarejo creció en un hogar modesto en el pequeño pueblo de Tarata. A pesar de las dificultades, su espíritu indomable y su determinación lo llevaron a forjar su propio destino.

Los detalles precisos sobre su familia son escasos, pero su origen modesto se convirtió en un catalizador para su lucha y su afán de superación. Su crianza en un entorno humilde moldeó su perspectiva de la realidad y pudo haber influido en su posterior trayectoria militar y política.

La influencia de su entorno

El entorno en el que Mariano Melgarejo creció influyó enormemente en su carácter y ambiciones. Tarata, un pueblo de Cochabamba, era conocido por su rica tradición militar y su gente valiente y patriótica. Desde joven, Melgarejo fue testigo de la determinación y el coraje de los habitantes de su pueblo, lo que despertó su interés por la carrera militar.

Además, la historia y las luchas políticas de Bolivia durante esa época, incluyendo la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana y la batalla de Ingavi, también tuvieron un impacto significativo en su desarrollo. Estos eventos despertaron su conciencia nacionalista y alimentaron su deseo de servir a su país.

Carrera militar y ascenso en la jerarquía

Desde temprana edad, Mariano Melgarejo mostró interés por la carrera militar. A los 16 años, se unió al ejército boliviano como soldado raso en 1836. Durante este período, participó activamente en eventos importantes de la historia militar de Bolivia.

Melgarejo destacó en la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, donde demostró valentía y heroísmo en combate. Su desempeño destacado le permitió ascender rápidamente en la jerarquía militar. A lo largo de su trayectoria, obtuvo diferentes rangos y reconocimientos, hasta llegar a alcanzar el grado de General de Ejército en 1864.

Su ascenso meteórico en la jerarquía militar fue impresionante y llamó la atención tanto dentro como fuera del ejército. A medida que obtenía mayor influencia y poder, se consolidaba como una figura importante en la política boliviana.

Con su posición de autoridad, Melgarejo tuvo un papel significativo en la política interna del país. Su rápido ascenso le permitió derrocar al presidente constitucional José María Achá y asumir la presidencia de Bolivia. Este evento marcó un giro decisivo en la carrera de Melgarejo, llevándolo a ejercer el poder político y militar de manera autoritaria.

A pesar de su éxito en la carrera militar, el gobierno de Melgarejo se caracterizó por una deficiente administración gubernamental y el abuso de su poder. Durante su dictadura, sometió al pueblo a excesos brutales y saqueó el tesoro público, dejando un legado oscuro en la historia boliviana.

Firmó tratados de límites territoriales con Chile y Brasil, que fueron considerados lesivos para Bolivia. Estos acuerdos territoriales generaron críticas y controversias debido a las concesiones territoriales que implicaban.

A pesar de sus logros en la carrera militar, el gobierno de Melgarejo acarreó graves consecuencias para Bolivia, dejando una mancha vergonzosa en la historia del país. Su legado está marcado por la entrega gratuita de territorios, la represión brutal y el saqueo del tesoro público.

El gobierno de Mariano Melgarejo

Una vez en el poder, Mariano Melgarejo instauró un régimen dictatorial que duró seis años y que está marcado por la opresión y la represión brutal hacia la población boliviana. Durante su gobierno, se produjeron numerosos abusos contra la población indígena, que fue sometida a excesos brutales por parte de las autoridades.

Además de la represión, el gobierno de Melgarejo se caracterizó por una deficiente administración gubernamental y por el saqueo del tesoro público. Durante su mandato, se entregaron territorios bolivianos a Chile y Brasil en tratados de límites territoriales que resultaron lesivos para Bolivia.

El régimen dictatorial de Melgarejo también dejó una estela de corrupción y nepotismo, ya que él y sus allegados se enriquecieron a costa del país. El pueblo boliviano sufrió los estragos de un gobierno autoritario y despótico, que dejó una huella vergonzosa en la historia de Bolivia.

La falta de desarrollo y progreso durante el gobierno de Melgarejo contrasta con su ascenso meteórico en la jerarquía militar. Pasó de ser un soldado raso a convertirse en General de Ejército en un período relativamente corto de tiempo, siendo incluso condecorado y reconocido por otros países.

A pesar de su brillante ascenso en las filas militares, la gestión de Melgarejo como presidente fue desastrosa para Bolivia. Su dictadura dejó heridas profundas en el país, tanto en lo político como en lo económico y social. Su poder llegó a su fin con la revuelta del pueblo de La Paz, que se levantó contra su régimen y lo derrocó en una batalla decisiva.

Tras su derrota, Melgarejo intentó huir a Chile y luego a Lima, Perú, pero fue finalmente asesinado por el hermano de su amante, poniendo fin a su turbulento gobierno y dejando tras de sí un legado de represión y corrupción.

La caída de Melgarejo y su muerte

Tras años de dictadura y abusos contra la población, el gobierno de Mariano Melgarejo llegó a su fin. El descontento y la oposición crecieron cada vez más, especialmente entre los sectores indígenas que habían sido víctimas de su brutalidad.

El 15 de enero de 1871, el pueblo de La Paz se levantó en una revuelta contra el gobierno de Melgarejo. Una batalla librada en las calles de la ciudad resultó en la derrota del régimen tiránico. Mariano Melgarejo se vio obligado a huir, primero a Chile y luego a Lima, Perú, en busca de refugio.

Aunque creía estar a salvo, la suerte de Melgarejo llegó a su fin en Lima. Allí, fue asesinado por el hermano de su amante, Juana Sánchez, en un acto de venganza. De esta manera, Mariano Melgarejo encontró un trágico final a su gobierno opresivo.

 

Historia de Mariano Melgarejo Valencia

Abandonado probablemente por sus padres, Melgarejo se unió al ejército desde una edad temprana, siendo esta su única formación institucional. Participó en las guerras de la Confederación y en la batalla de Ingavi, además de involucrarse en numerosas rebeliones. Al rebelarse en Oruro contra el gobierno de José Miguel de Velasco, fue desterrado a Huanay. Su sublevación en Santa Cruz en 1853 lo llevó a ser apresado y condenado a muerte, aunque se le perdonó la vida a instancias de las damas cochabambinas, presagiando la advertencia de Belzú, quien más tarde sería asesinado por Melgarejo.

En 1858, tras rebelarse contra José María Linares, fue confinado a San Matías. Durante el gobierno de José María de Achá, Melgarejo enfrentó a los ejércitos de Gregorio Pérez, asegurando la permanencia de Achá en el poder y siendo ascendido al rango de general por la oligarquía.

Luego de derrocar a Achá con el apoyo de la oligarquía, Melgarejo asumió la presidencia el 28 de diciembre de 1864, instaurando un régimen dictatorial durante seis años que marcó uno de los períodos más oscuros de Bolivia. Su gestión se caracterizó por el saqueo del tesoro público, la supresión de las municipalidades, la imposición de empréstitos forzosos y una serie de abusos contra los indígenas, incluyendo masacres y despojo de tierras.

Internacionalmente, Melgarejo mostró un servilismo vergonzoso ante diplomáticos extranjeros, cediendo territorios estratégicos a Chile y Brasil. Después de múltiples intentos de derrocamiento, fue derrocado el 15 de enero de 1871 en La Paz, donde se libró una sangrienta batalla que resultó en la muerte de más de mil ciudadanos. Huyó a Perú, donde fue asesinado por el hermano de su amante, Juana Sánchez.

El gobierno de Melgarejo dejó una marca vergonzosa en la historia de Bolivia, caracterizado por la corrupción, la represión y la sumisión ante potencias extranjeras, siendo su mandato recordado como uno de los períodos más negros del país.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Mariano Melgarejo puedes visitar la categoria Bibliografía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir