Himno al padre

imagenes dia del padre Bolivia

El Himno al padre Boliviano fue instituido por decreto supremo el 24 de mayo de 1974, durante el mandato del presidente Hugo Banzer Suárez. Este acto gubernamental marcó un hito significativo en la historia de Bolivia al establecer el 19 de marzo como el Día del Padre Boliviano, una fecha dedicada a honrar y reconocer la labor y el papel fundamental de los padres en la sociedad.

Índice
  1. Himno al Padre  Boliviano
  2. Canto Al Padre
  3. Historia del himno al Padre
  4. Exaltación al Padre
  5. Bibligrafia del Autor

Himno al Padre  Boliviano

Letra: julio Cesar Cadima
Música: A. Peredo S.

Loor al ser que a la vida nos trajo
Y afectuoso nos dé bienestar;
Transformando su noble trabajo
En el bíblico pan del hogar.

Porque sabe inculcarnos lo digno,
Con paterna y sagaz rectitud,
Ensalcemos su aporte benigno
En el canto de fe y gratitud

Coro

Con filial y emotivo cariño
Tributemos honor al que ya,
Siendo un hombre, después de ser niño,
Hoy es nuestro querido Papá. (Bis)

A su paso no exento de sombras
Pudo haber sentimiento infeliz,
Más al margen de grandes problemas
Piensa en ver a su prole feliz.

Y si acaso descansa la gloria
Que fue concebido por Dios,
Bendiciendo su eterna memoria
Elevemos al cielo la voz.

 

Canto Al Padre

El canto al Padre es una expresión musical profundamente emotiva que busca honrar y exaltar la figura paterna, ya sea en un contexto religioso o secular. Esta forma de expresión artística puede manifestarse de diversas maneras, desde himnos religiosos hasta composiciones contemporáneas que celebran el amor y la influencia de los padres en la vida de las personas.

En el ámbito religioso, el canto al Padre adquiere una dimensión espiritual única, ya que se centra en la adoración y alabanza a Dios como el Padre celestial. Los himnos religiosos dedicados al Padre suelen destacar su soberanía, bondad y amor incondicional hacia la humanidad. Estas canciones ofrecen un espacio para que los creyentes expresen su devoción y gratitud hacia Dios Padre, reconociendo su papel como el creador y sustentador del universo.

En el contexto secular, el canto al Padre puede abordar temas como el amor filial, el respeto y la admiración hacia la figura del padre en la vida de una persona. Las letras de estas canciones a menudo reflejan experiencias personales, recuerdos y lecciones aprendidas de la relación con el padre. A través de la música, se celebra el papel fundamental que los padres desempeñan en el desarrollo y crecimiento de sus hijos, así como su influencia perdurable en sus vidas.

Independientemente del contexto, el canto al Padre evoca una amplia gama de emociones, desde la alegría y la gratitud hasta la nostalgia y la reflexión. La melodía y la letra de estas canciones pueden tocar profundamente el corazón de quienes las escuchan, recordándoles la importancia y el impacto duradero de la figura paterna en sus vidas.

Historia del himno al Padre

La promulgación de este himno y la designación de un día especial para conmemorar a los padres reflejan el reconocimiento oficial de la importancia de la figura paterna en la vida familiar y comunitaria de Bolivia. La iniciativa se erige como un tributo a la dedicación, el amor y el sacrificio de los padres, cuya influencia y orientación son fundamentales en la formación y el desarrollo de las futuras generaciones.

El Himno al Padre Boliviano es, por tanto, más que una composición musical; es un símbolo de aprecio y gratitud hacia aquellos hombres que desempeñan un papel crucial en la crianza y educación de sus hijos. Esta pieza musical, junto con la celebración del Día del Padre Boliviano, se convierte en una oportunidad para expresar afecto, reconocimiento y respeto hacia los padres, destacando su contribución invaluable en la construcción de una sociedad más fuerte y cohesionada.

El 19 de marzo, día consagrado al Padre Boliviano, se convierte en una ocasión propicia para reflexionar sobre la importancia de los valores familiares y para rendir homenaje a aquellos padres que, con su amor, dedicación y esfuerzo, contribuyen al bienestar y al crecimiento de sus hijos y de la sociedad en su conjunto.

A través de este himno y de la celebración del Día del Padre Boliviano, se fortalece el lazo afectivo entre padres e hijos, se fomenta el sentido de pertenencia y se reconoce el papel esencial de la paternidad en la construcción de una sociedad más justa, equitativa y solidaria.

El Himno al Padre Boliviano, como expresión de los valores y tradiciones de la sociedad boliviana, invita a reflexionar sobre la importancia de la familia como pilar fundamental de la sociedad y a reconocer el invaluable legado de amor, sacrificio y compromiso transmitido de generación en generación.

En resumen, el Himno al Padre Boliviano y la celebración del Día del Padre Boliviano constituyen una manifestación de reconocimiento y gratitud hacia los padres, así como un recordatorio de la importancia de sus enseñanzas y su ejemplo en la formación de individuos íntegros y responsables dentro de la comunidad boliviana.

 

Exaltación al Padre

El "Himno Exaltación al Padre" es una composición musical que exalta y glorifica a Dios Padre en el contexto religioso. Es una expresión de alabanza y adoración hacia la figura divina del Padre celestial, y suele ser interpretado en contextos de culto o celebraciones religiosas.

Este tipo de himno puede tener diferentes letras y estilos musicales, pero su propósito principal es honrar y exaltar a Dios como el Padre supremo. A menudo, se utiliza en ceremonias religiosas como parte de la liturgia o como una expresión de devoción por parte de los fieles hacia Dios Padre.

La letra del himno generalmente resalta las virtudes, el poder y la majestad de Dios como Padre, así como su amor, misericordia y cuidado por sus hijos. Puede incluir referencias a pasajes bíblicos que describen la paternidad de Dios, así como aspectos de su soberanía y grandeza. La música que acompaña al himno también suele ser solemne y reverente, adecuada para el tono de adoración y reverencia hacia Dios Padre.

 

Bibligrafia del Autor

 

Junio César Cadima Maldonado (Oruro, Bolivia, 1921) fue un poeta reconocido en diversos eventos, sobresaliendo el Premio Municipal de Oruro en 1949. Según Alberto Guerra y Edwin Guzmán, su obra se distingue por sus versos medidos y rimados, más afines a las formas clásicas que al modernismo. Sus escritos se hallan dispersos en periódicos y revistas.

Uno de sus poemas más renombrados es «Sonetos de mi tierra», dedicado a Oruro, que culmina con los siguientes versos: «Al resplandor del alba de febrero que irradió ardor de fuego en el oriente, emergió de Pagador la voz valiente con un grito clarínico y guerrero. Su acento retumbó en el orbe entero con su heráldico timbre de insurgente, y la emoción de nuestro Continente resonó en su corazón de acero. Su hazaña heroica que el recuerdo vierte reviviendo epopeyas del pasado, se coronó de gloria con su muerte».

Entre sus obras de poesía destacan «Cantares del hombre y de la vida» (1965) y «Bohemia eterna» (1989).

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Himno al padre puedes visitar la categoria Música.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir