Gualberto Villarroel

imagenes Gualberto Villaroel

Gualberto Villarroel López, fue una figura destacada en la historia de Bolivia. Desde sus primeros años, se formó en el ámbito militar y participó en la Guerra del Chaco. Luego, durante su presidencia, impulsó importantes reformas sociales y luchó por los derechos de los indígenas.

Sin embargo, su mandato no estuvo exento de controversia, generando tanto apoyo como oposición. Trágicamente, Villarroel fue asesinado, pero su legado perdura a través de los homenajes posteriores. En este artículo, realizaremos una bibliografía detallada sobre su vida y logros.

Índice
  1. Primeros años y formación militar
    1. Estudios y Cargos Desempeñados
    2. Participación en la Guerra del Chaco
  2. Presidencia de Gualberto Villarroel
  3. Actos administrativos
    1. Acontecimientos Importantes en su gobierno
    2. Apoyo y oposición
  4. Trágico asesinato y homenajes posteriores

Primeros años y formación militar

Estudios y Cargos Desempeñados

Gualberto Villarroel nació en el año 1908 en la ciudad de Cochabamba, Bolivia. Desde joven, mostró su inclinación por la carrera militar y se dedicó a fortalecer su formación en este ámbito. Ingresó a la Academia de Guerra en 1926, donde recibió una sólida educación militar. Durante su etapa de formación, Villarroel destacó por su disciplina, valentía y liderazgo. Adquirió conocimientos en estrategia militar, tácticas de combate y geopolítica. Estos años de aprendizaje sentaron las bases para su futura participación en importantes conflictos.

  • Debido al golpe de 20 de diciembre de 1943 para derrocar al Gral. Peñaranda, se formó una Junta Militar presidida por Gualberto Villarroel, personaje desconocido en el ambiente político del país, siendo elegido Presidente Provisorio, situación que tardó mucho en obtener su reconocimiento por el gobierno de los EEUU y países amigos; además de tener una franca oposición interna gestada por militares jóvenes, la Logia RADEPA y militantes del MNR, tendente a dar fin a la hegemonía de los partidos políticos tradicionales. Gobernó con la Junta 7 meses y 17 días, del 20 de diciembre de 1943 al 6 de agosto de 1944.
  • La Convención de 1944 reunida en agosto designó como Presidente Constitucional a Gualberto Villarroel después de haber sido ascendido a Tcnl. Gobernó del 6 de agosto de 1944 al 21 de julio de 1946. Presidió el gobierno en suma, 2 años, 7 meses; del 20 de diciembre de 1943 al 21 de julio de 1946.

Participación en la Guerra del Chaco

En el marco de la Guerra del Chaco, que enfrentó a Bolivia y Paraguay entre 1932 y 1935, Gualberto Villarroel demostró su valentía y coraje en el campo de batalla. Como joven oficial, participó activamente en diversos combates, donde se destacó por su liderazgo y capacidad estratégica. Durante la guerra, Villarroel vivió en carne propia los horrores y sacrificios que implicaba el conflicto. Su experiencia en el frente de batalla le permitió conocer de cerca las complicaciones de la guerra y las necesidades de las tropas, lo que influiría posteriormente en su visión como líder político. La participación de Villarroel en la Guerra del Chaco no solo forjó su carácter, sino que también le otorgó reconocimiento y respeto dentro del ámbito militar. Estas experiencias marcarían un punto de inflexión en su vida y servirían como base para su posterior carrera política.

Presidencia de Gualberto Villarroel

Debido al golpe del 20 de diciembre de 1943 para derrocar al Gral. Peñaranda, se formó una Junta Militar presidida por Gualberto Villarroel, un personaje desconocido en el ambiente político del país. Fue elegido Presidente Provisorio y gobernó con la Junta 7 meses y 17 días, desde el 20 de diciembre de 1943 hasta el 6 de agosto de 1944. La Convención de 1944 designó a Gualberto Villarroel como Presidente Constitucional, desde el 6 de agosto de 1944 hasta el 21 de julio de 1946.

Durante su mandato, se reconoció el matrimonio de hecho, se aprobó la Ley del Fuero Sindical y se estableció el Retiro Voluntario para los trabajadores. Además, se inauguró el nuevo Palacio de Justicia en Sucre y se promulgó la 13º Constitución Política del Estado.

Desde que asumió la presidencia, su principal atención estuvo centrada en dictar Decretos y disposiciones de índole social, tendentes a mejorar las condiciones socioeconómicas de la clase trabajadora. Su administración fue honesta y trabajó para nivelar la economía y mejorar las finanzas del país, gobernando al margen de toda influencia sectaria.

Actos administrativos

  • Se reconoció el matrimonio de hecho, producto de las uniones concubinarias, particularmente en la clase campesina, previo a la ceremonia legal o religiosa, que convivieron durante varios años, constituyendo una tradición campesina llamada “sirwiñacu”.
  • Fue aprobada la Ley del Fuero Sindical, garantizando la estabilidad en el trabajo y la inmunidad por sus actos político-sindicales.
  • Se estableció el Retiro Voluntario para todo trabajador que cumpla 8 años de servicio, pudiendo renunciar y recibiendo una indemnización equivalente al desahucio o sea de un sueldo mensual por año trabajado. Se dictó la Ley de los Aguinaldos, y el pago de salarios por los días feriados, trabajo nocturno y horas extraordinarias o sobretiempos.
  • Se inauguró el nuevo Palacio de Justicia en Sucre.
  • Se promulgó la 13º Constitución Política del Estado y con éste instrumento fue elegido presidente constitucional para un período de 6 años
  • Surgió el conflicto sobre el oleoducto Camiri-Sucre reclamado por Cochabamba para instalar una refinería, resolviéndose en condiciones desventajosas para la Capital (Sucre) al extender una tubería de mayor capacidad hacia Cochabamba, instalándose una refinería de mayor capacidad que la de Sucre, postergando sus aspiraciones originalmente aprobadas.
  • Como consecuencia de la producción record de Estado registrada en 1945 de 45.000 toneladas métricas, el Supremo Gobierno fijo la cláusula social de tres y medio centavos sobre el precio de cada libra de este mineral, con destino a mejorar los salarios de los trabajadores mineros.

Acontecimientos Importantes en su gobierno

  • La Gran Minera no acataba las disposiciones legales dictadas en favor de los trabajadores por considerarlas atentatorias a sus intereses.
  • La situación se agravó para el régimen del gobierno del Tcnl. Villarroel con los asesinatos cometidos en Chuspipata, camino a Yungas, en cuyas profundidades fueron encontrados los cadáveres de políticos como: Don Luis Calvo, Dr. Carlos Salinas Aramayo y el Dr. Félix Capriles, así como de militares: Fernando Garrón y Eduardo Paccieri, acusados de haber participado en el acto sedicioso del 19 de noviembre en Oruro y otros como: Demetrio Ramos, Eduardo Loayza, Dr. Rubén Terrazas, Miguel Brito que fueron fusilados en Challacollo por órdenes del My. Quinteros, Ministro de Gobierno de Villarroel, asimismo el My. Edmundo Soto fue victimado en el camino a Mapiri.
  • Todos fueron brutalmente inmolados por órdenes del grupo de los Radepistas de derecha, constituyendo la existencia de una Cedula Judicial se arrogaban la misión de castigar a los bolivianos que traicionaran sus ideales; dando cuenta de los hechos consumados al Presidente, quien asumía la responsabilidad después de recibir informaciones falsas, alejadas de la verdad de los acontecimientos sucedidos.
  • El pueblo descontento con el gobierno atacó a la Municipalidad y el Tránsito para obtener armas, dirigiéndose a la Plaza de San Pedro. En el trayecto fue muerto y colgado el My. Max Toledo.
  • Luego la multitud se dirigió al Palacio de Gobierno, ingresaron con la ayuda de un tanque y dieron muerte al Presidente Gualberto Villarroel, fue apuñalado y golpeado cruelmente lanzándolo de los balcones hacia la calle Ayacucho, siendo recogido y colgado de uno de los faroles de la Plaza Murillo. Sus colaboradores Waldo Ballivián, Luis Uría de la Oliva y Roberto Hinojosa corrieron la misma suerte concluyendo trágicamente el Gobierno del Presidente Mártir.
  • La revolución terminó con la caída de muchos ciudadanos e intelectuales, dejando en las calles a cientos de muertos y un millar de heridos.

Apoyo y oposición

A lo largo de su presidencia, Gualberto Villarroel contó con el apoyo de diversos sectores de la sociedad boliviana, especialmente de los grupos campesinos e indígenas, que vieron en sus políticas una oportunidad para mejorar sus condiciones de vida y acceder a nuevos derechos y oportunidades.

Sin embargo, también enfrentó una fuerte oposición por parte de sectores conservadores y de la élite boliviana, que se oponían a las reformas impulsadas por Villarroel y a su intento de dar mayor poder a los sectores populares. Estos grupos ejercieron presión sobre el gobierno e incluso organizando protestas y manifestaciones en su contra.

A pesar de la oposición, Gualberto Villarroel se mantuvo firme en su visión de transformar Bolivia y mejorar las condiciones de vida de su población. Su presidencia marcó un período de cambios significativos en el país y su legado perduraría a lo largo del tiempo.

Trágico asesinato y homenajes posteriores

 

Lamentablemente, la vida de Gualberto Villarroel llegó a su fin de manera trágica. El 21 de julio de 1946, a la edad de 37 años.  un grupo de personas se levantó en contra de su gobierno y llevó a cabo un golpe de Estado. Villarroel fue capturado en el Palacio de Gobierno y fue sometido a un brutal linchamiento en la Plaza Murillo de La Paz.

El asesinato de Villarroel causó conmoción en todo el país y generó una profunda indignación. La violencia desatada en ese fatídico día dejó una huella imborrable en la historia de Bolivia. El pueblo boliviano se unió en el duelo y en repudio a este acto de barbarie.

Desde entonces, se han realizado numerosos homenajes a Gualberto Villarroel, con el objetivo de mantener viva su memoria y reconocer su legado. Cada año, en el aniversario de su muerte, se llevan a cabo actos conmemorativos en la Plaza Murillo y en otros lugares simbólicos de Bolivia.

Además, se han erigido monumentos en honor a Villarroel, como el Mausoleo de Gualberto Villarroel ubicado en La Paz, donde descansan sus restos. Este lugar se ha convertido en un símbolo de resistencia y lucha por la justicia social en Bolivia.

La figura de Gualberto Villarroel sigue siendo recordada como un líder valiente y comprometido con las reformas sociales y la defensa de los derechos de los indígenas. Su trágico asesinato es un recordatorio constante de los desafíos que enfrenta Bolivia en su búsqueda de la justicia y la igualdad.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Gualberto Villarroel puedes visitar la categoria Presidentes.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir