Jaime Paz Zamora

imagenes jaime paz zamora

Jaime Paz Zamora, uno de los líderes políticos más destacados de Bolivia, dejó una huella imborrable en la historia de su país durante su mandato presidencial de 1989 a 1993. Como figura clave en la transición democrática de Bolivia, Paz Zamora se enfrentó a desafíos significativos, pero logró impulsar reformas y políticas que transformaron profundamente la nación.

 

Nacimiento: 15 de abril de 1939 (edad 85 años), Cochabamba
Hijos: Rodrigo Paz Pereira, Jaime Paz Pereira
Mandato: 6 de agosto de 1989 – 6 de agosto de 1993
Partido: MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria)
Cargos anteriores: Vicepresidente de Bolivia (1982–1984)
Cónyuge: Carmen Pereira Carballo

Índice
  1. Primeros Años y Formación
  2. Atentado en Avioneta
  3. Fundación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
  4. Persecución y Exilio
  5. Retorno a Bolivia y Participación en el Gobierno de Unidad Nacional
  6. Elección Presidencial de 1989
  7. Presidencia (1989-1993)
  8. Política Económica y Social
  9. Lucha contra el Narcotráfico
  10. Relaciones Internacionales
  11. Reformas Políticas y Democracia
  12. Legado y Retiro

Primeros Años y Formación

Nació el 15 de abril de 1939, en Cochabamba, en el seno de una tradicional familia del sur de Bolivia, donde transcurrió parte de su infancia. Sus padres, el Gral. Néstor Paz Galarza, héroe de la Guerra del Chaco y Dña. Edith Zamora de Paz, tuvieron junto a sus 5 hijos, que cambiar frecuentemente de residencia, debido a la profesión militar del padre. Esta vida permitió a Jaime Paz Zamora conocer desde muy niño la diversidad del paisaje y de las culturas en todas las regiones de su país. Luego de salir bachiller del Colegio Jesuita “Sagrado Corazón” de la ciudad de Sucre, ingreso al Seminario Mayor de Villa Allende, en Córdoba, Argentina. Esos tres años de estudios en Filosofía y Teología e el trabajo con los más pobres de la región marcaron la transición de una vocación religiosa a un profundo compromiso político con su pueblo.

En la Universidad Católica de Lovaina, Bélgica, no solo obtuvo el título de Licenciado en Ciencias Sociales y Políticas con mención en Relaciones Internacionales, sino que fue activo participante de los movimientos estudiantiles e intelectuales que encendieron el debate ideológico – político en los albores de las revueltas de mayo del 68. Fue elegido Presidente de la Federación de Estudiantes Latinoamericanos en su universidad, donde lo académico era inseparable de las ideas políticas. Durante esa época se fueron acumulando las ideas que fueron decisivas en una carrera política que apenas se vislumbraba.

Regreso a Bolivia el año 1970, decidido a formar un movimiento que pudiese poner en práctica los ideales del bien común de su formación cristiana. Trabajo en la Dirección de Política Exterior de la Cancillería de la Republica, y paralelamente, dicto catedra en la facultad de Sociología y en el Instituto de Relaciones Internacionales de la Universidad Mayor de San Andrés. Fue también Director de los Servicios a la comunidad de la Universidad.

El Golpe de Estado de 1971, llevo a Paz Zamora a la clandestinidad y precipito la fundación de un partido para resistir al nuevo régimen impuesto. El Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR) nació el 7 de septiembre de 1971, como expresión del movimiento universitario y del contingente generacional de la época. Desde ese momento, es imposible separar la historia personal de Jaime Paz Zamora con la historia política del MIR en Bolivia.

A la cabeza del MIR, renovó el bagaje conceptual de la política boliviana, en especial el de la izquierda. En 1977, al borde de la transición del autoritarismo a la democracia, Jaime Paz Zamora lanzo impulso un debate nacional de reinterpretación de la historia política contemporánea de Bolivia, orientado a lograr que el pensamiento y las fuerzas sociales y políticas que sostuvieron el proceso de la Revolución de la Democracia, a punto de nacer. Este concepto de enfoque renovador y dinámico se identificó en la politología boliviana como “Entronque Histórico”.

En varias elecciones nacionales, Jaime Paz Zamora fue elegido Vicepresidente de la Republica en 1979 y 1980, pero fue impedido de asumir esa magistratura por sucesivos Golpes de Estado.

imagenes Jaime PAz Zamora de Bolivia

Atentado en Avioneta

El 2 de junio de 1980 fue víctima de un atentado que provocó la caída del avión en el que volaba cuando se dirigía en campaña electoral al interior de la República. Cinco de sus compañeros murieron, él fue el único sobreviviente. A partir de esa fecha, su rostro y sus manos llevan las cicatrices del pueblo boliviano en su lucha por la democracia.

Esa campaña volvió a resultar en otro golpe de estado, particularmente funesto y cruento, en 1980. Escasamente repuesto de sus heridas, inició una acción internacional orientada a denunciar la brutal interrupción de la transición democrática boliviana y logró el aislamiento diplomático de los golpistas.

Fundación del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)

En 1971, Paz Zamora cofundó el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) junto a otros intelectuales y activistas de izquierda. El MIR se estableció como una fuerza política comprometida con la justicia social, la democracia y los derechos humanos en un momento en que Bolivia estaba bajo regímenes militares autoritarios. La fundación del MIR marcó el inicio de la carrera política de Paz Zamora, posicionándolo como un líder de la izquierda boliviana.

Persecución y Exilio

Durante la dictadura de Hugo Banzer (1971-1978), Paz Zamora y otros miembros del MIR enfrentaron persecución política. En 1974, tras un intento de golpe de Estado liderado por el MIR, Paz Zamora fue arrestado y posteriormente exiliado. Durante su exilio en Europa, principalmente en España y Francia, continuó su activismo político y estableció contactos con otros líderes de izquierda en el exilio. Estos años en el extranjero no solo fortalecieron su compromiso con la causa democrática en Bolivia, sino que también le permitieron ampliar su perspectiva política.

Retorno a Bolivia y Participación en el Gobierno de Unidad Nacional

Con el retorno de la democracia a Bolivia en 1982, Paz Zamora regresó al país y el MIR se convirtió en un actor clave en la política boliviana. En 1982, el MIR se unió a la coalición de gobierno encabezada por Hernán Siles Zuazo del Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR). Durante este período, Paz Zamora se desempeñó como vicepresidente, destacándose por su papel en la consolidación de la democracia y la estabilidad política del país.

El 10 de octubre de 1982, la dupla Henan Siles Suazo – Jaime Paz Zamora ganó las elecciones. Fue Vicepresidente Constitucional de la República y Presidente Nato del Congreso Nacional, desde el 15 de diciembre de 1984. Luego se habilitó como candidato a la Presidencia de la República para las elecciones nacionales de 1985.

En este periodo, Jaime Paz Zamora dio inicio a una nueva etapa en la vida del MIR, proponiendo una renovada propuesta política de apertura, en la que por primera vez un partido político boliviano abría sus puertas a la ciudadanía, requiriendo la participación de la población en las tareas políticas del país, sin condicionamientos de militancia partidaria. Este fue el fruto de catorce años de maduración que permitió al MIR agregar a su sigla el concepto de “Nueva Mayoría”.

Elección Presidencial de 1989

En las elecciones presidenciales de 1989, Jaime Paz Zamora se presentó como candidato del MIR. Las elecciones resultaron en un empate técnico entre Paz Zamora y Gonzalo Sánchez de Lozada del MNR. Finalmente, Paz Zamora fue elegido presidente tras una alianza con Hugo Banzer del Movimiento de la Izquierda Revolucionaria (MIR) y otros partidos, marcando un momento histórico de cooperación entre antiguos adversarios políticos.

Presidencia (1989-1993)

El mandato de Jaime Paz Zamora estuvo marcado por una serie de desafíos económicos y sociales. A continuación, se analizan algunos de los aspectos más destacados de su presidencia.

En las elecciones generales del año 1989, el MIR- Nueva Mayoría obtuvo un considerable apoyo electoral, que permitió a Jaime Paz Zamora ser elegido por el Congreso Nacional, Presidente Constitucional del Estado Plurinacional de Bolivia por el periodo 1989 – 1993, funciones que desempeñó dentro del marco de un Gobierno de Unidad Nacional, denominado Acuerdo Patriótico.

Política Económica y Social

Durante su presidencia, Paz Zamora implementó políticas económicas neoliberales, continuando con las reformas iniciadas por su predecesor, Víctor Paz Estenssoro. Estas políticas incluían la privatización de empresas estatales y la apertura de la economía boliviana al mercado global. Aunque estas medidas impulsaron el crecimiento económico, también generaron críticas debido a su impacto en la desigualdad y la pobreza.

En el ámbito social, su gobierno se enfocó en la modernización del sistema educativo y de salud, buscando mejorar la calidad de vida de los bolivianos. Sin embargo, la implementación de estas reformas enfrentó obstáculos significativos debido a limitaciones presupuestarias y la resistencia de diversos sectores.

La economía boliviana creció durante su gobierno, gracias a la eficiente gestión en la temática de estabilidad en la Balanza de Pagos, con disminución en los exponentes negativos de la Balanza comercial. Se realizaron las mayores inversiones en materia de vertebración física del país de los últimos tiempos.

Este periodo de grandes concertaciones políticas en bien de la incipiente democracia boliviana. Se propició un clima de diálogo y entendimiento entre los bolivianos al interior de una renovada cultura democrática que permitió patrocinar la reforma de la constitución Política, como fundamento esencial de la modernización del Estado Nacional. Esta fue la primera reforma en el marco de la Norma Fundamental del Ordenamiento Jurídico de Bolivia, en un Estado de Derecho. Se plasmó la máxima social – jurídica “las normas progresan conforme a las necesidades del grupo social”.

En aquella coyuntura, que se dio inicio a las Reforma Educativa y a la Reforma del Sistema Judicial. Se sentaron además, las bases para la descentralización administrativa, departamental y municipal. Por primera vez se diseñaron políticas de revalorización de los pueblos indígenas originarios.

 

Lucha contra el Narcotráfico

Uno de los desafíos más significativos de su gobierno fue la lucha contra el narcotráfico. Bolivia, uno de los mayores productores de cocaína del mundo, enfrentaba presión internacional, especialmente de Estados Unidos, para combatir la producción y el tráfico de drogas. Paz Zamora adoptó una postura firme contra el narcotráfico, implementando programas de erradicación de coca y cooperación con agencias internacionales. Sin embargo, estas políticas generaron controversia y enfrentaron resistencia de los productores de coca, que veían afectada su fuente de ingresos.

Relaciones Internacionales

En el ámbito internacional, Paz Zamora trabajó para fortalecer las relaciones de Bolivia con sus vecinos y con Estados Unidos. Su gobierno promovió la integración regional a través de la participación en organismos como el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones. Además, buscó atraer inversión extranjera para impulsar el desarrollo económico del país.

Reformas Políticas y Democracia

Paz Zamora también se comprometió a fortalecer la democracia y las instituciones políticas en Bolivia. Su gobierno promovió reformas para mejorar la transparencia y la eficiencia del sistema judicial, así como medidas para combatir la corrupción. A pesar de estos esfuerzos, su administración enfrentó críticas por casos de corrupción y por la falta de avances significativos en algunas áreas clave.

Bolivia, mediterránea y generalmente aislada de los foros internacionales, se abrió a través de una estrategia de Diplomacia Directa. Durante este gobierno se tomaron medidas severas contra el deterioro del medio ambiente con la declaración de una pausa por 10 años. Importante es el acápite del financiamiento al sector productivo, con la incorporación de los Contratos de Riesgo Compartido que en ningún momento implican la pérdida de propiedad de los emprendimientos públicos.

Bolivia, mediterránea y generalmente aislada de los foros internacionales, se abrió a través de una estrategia de Diplomacia Directa. Durante este gobierno se tomaron medidas severas contra el deterioro del medio ambiente con la declaración de una pausa por 10 años. Importante es el acápite del financiamiento al sector productivo, con la incorporación de los Contratos de Riesgo Compartido que en ningún momento implican la pérdida de propiedad de los emprendimientos públicos.

En esa dinámica, entre las iniciativas destacadas de su gestión, Jaime Paz Zamora propuso, en el marco de las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, la creación del “Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe”. El nuevo organismo internacional, que cuenta con 24 países miembros, está registrado ante la Secretaría General de las Naciones Unidas y fue oficialmente fundado durante la Cumbre de Madrid, en julio de 1992, con sede principal de actividades en la ciudad de La Paz.

En 1997 participó como candidato a la presidencia en las Elecciones Generales, obteniendo la segunda mayoría parlamentaria. El 6 de agosto de 1997 firmó el “Compromiso por Bolivia” con el Partido vencedor, la Acción Democrática Nacionalista (ADN), y otras fuerzas políticas, para ser activo actor del quinto gobierno de la aun joven democracia boliviana.

 

Legado y Retiro

Tras dejar la presidencia en 1993, Jaime Paz Zamora continuó participando en la política boliviana, aunque con menor protagonismo. Se presentó como candidato presidencial en 1997, pero no logró ganar. A lo largo de los años, su legado ha sido objeto de debate. Sus seguidores destacan su papel en la consolidación de la democracia y su visión de modernización económica, mientras que sus críticos señalan los problemas de corrupción y las desigualdades persistentes durante su mandato.

Resumen

Jaime Paz Zamora es una figura compleja y controvertida en la historia política de Bolivia. Su trayectoria, desde la fundación del MIR hasta su presidencia, refleja los desafíos y las contradicciones de un país en busca de estabilidad y desarrollo. A pesar de las críticas, su papel en la transición democrática de Bolivia y su esfuerzo por modernizar la economía del país son aspectos que continúan siendo relevantes en el análisis de la política boliviana. Su vida y obra siguen siendo un punto de referencia para entender la evolución de Bolivia en las últimas décadas.

Si quieres conocer mas otros artículos parecidos a Jaime Paz Zamora puedes visitar la categoria Presidentes.

Mas artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu valoración: Útil

Subir